jueves, 7 de agosto de 2008

Se supo

El periodista Rolando Graña está pasando un duro momento personal tras la investigación que realizó para su programa "GPS" sobre espionaje informativo a funcionarios y famosos que involucra a ex integrantes de la Side y del Gobierno Nacional. 

“Nunca digo dónde estoy, no tengo teléfono fijo, nadie sabe dónde vivo” , cuenta a la revista Pronto el periodista. La investigación por espionaje ilegal –donde además se encuentran dos personas prófugas- se encuentra bajo la jueza Federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado.

Sin embargo, y a pesar de esta terrible situación que está atravesando, Graña confiesa no tener miedo y asumir las consecuencias a las que un periodista de alto voltaje se arriesga con este tipo de casos.

Lo preocupante es que luego de investigar, habrían descubierto el escondite de Rolando, gracias a esta foto: 

3 comentarios:

Mumina dijo...

No veo nada.
La imagen no se agranda.

Igual a Graña le creo menos que....a nadie.

Jijijijijij

DHA dijo...

Joven Manos de tijera?
Siempre crei que Graña era Harry Potter de grande.
Por otro lado, no duerme en el mismo lugar, no tiene telefono fijo(?), imagino que entonces no va a laburar todos dias a los mismos lugares...

ana dijo...

graña es un censor mitomano.